Por medio de estas líneas quisiera saludar con cariño a cada uno de los cofrades que participarán en el XII Encuentro Regional de Cofradías de Aragón. Y abrirles no sólo las puertas de nuestra casa sino el corazón de esta humilde y noble Diócesis del Alto Aragón.

Animados por el Papa Francisco, deseamos compartiros el desafío de poner a nuestra Diócesis de Barbastro-Monzón en clave de SOL – MISIÓN, esto es, hacer que cada uno de los cofrades sea un “instrumento” único e irrepetible, cuyo  “timbre” suene de forma singular en la gran “orquesta de Dios”. Y al salir procesionando con el PASO por las calles de nuestros pueblos, villas o ciudades podamos sentir nuestro deseo de ser apóstoles, “callejeros de la fe”, testigos del MISTERIO de AMOR más grande que la humanidad ha vivido. Mostrar a todos que Dios carga con nuestro dolor, con nuestra culpa y nuestro pecado para que podamos experimentar su ternura y su perdón. Para que así podamos recobrar nuestra propia dignidad como hijos muy amados de Dios.

Gracias a todos los cofrades de Aragón por compartir con nosotros estos días de fraternidad y por secundar nuestro impulso misionero. Gracias por ayudarnos a VER y dejarnos ENCONTRAR, estrechando la mano de Dios, como refleja este bello poema de Manuel Machado:

Señor, que vea

¡Mi Vida, mi Verdad, mi Camino!
Yo bien sé que eres Tú; pero te busco,
¡y en qué mirajes la mirada ofusco,
o en qué negrura el paso desatino!
Sin duda es verde aún la pobre rama
que en tu divino fuego arder quisiera,
y airado la separas de la hoguera,
porque indigna la juzgas de tu llama.
No sé, no sé, Señor, a dónde llego
corriendo tras tu sombra… En cualquier parte
buscándote me angustio y extermino.
¡Dame, Señor, la mano que soy ciego!
Ponme en la senda donde pueda hallarte:
¡Mi Vida, mi Verdad y mi Camino!
M.  Machado

Con mi afecto y bendición

firma-obispo

 

 

 

Angel Javier Pérez Pueyo
Obispo de Barbastro-Monzón

 

 

Be Sociable, Share!