Programas de Semana Santa

Semana Santa de 1931
(el más antiguo que se conserva)

Detalle de la Portada del Extraordinario publicado en 1998
para celebrar el 50 aniversario
de la Junta Coordinadora de las Cofradías de Semana Santa
y de donde se ha obtenido mucha información de la aquí publicada

 

LA SEMANA SANTA DE BARBASTRO, REFLEJADA EN PROGRAMAS

La Hermandad del Santo Entierro publicó el 3 de abril de 1.931 un folleto de ocho páginas con portadas a color para informar sobre las Fiestas Pasionarias en la ciudad de Barbastro. Hace sesenta y siete años fue un alarde editorial la reproducción en portada del “Jesús Crucificado” de Rogier van del Weyden, por inusual en la época. En las páginas interiores, se recogen en blanco y negro con filetes en color morado, escenas de los pasos de Semana Santa, con esta justificación, 

“los pueblos tienen necesidad de reproducir sus escenas. Barbastro no cesa en este empeño y va elevando su procesión a perfección no sospechada”.

El programa refleja diferentes aspectos sobre las procesiones y costumbres de la Semana Santa en Barbastro con fotografías de los pasos tradicionales, sibilas, pelotón de soldados romanos con vestiduras de la época, personajes del Antiguo Testamento y grupos de niños hebreos llevando ramos de olivo. Tallas de valenciano Romero de Tena y del artista aragonés Coscolla. En la última página, un proggicos con este aviso, 

“llegan trenes de la parte de Zaragoza a las 19,20 y de la parte de Barcelona a las 17,15. Convergen además autos de línea de multitud de pueblos”rama somero de actos litúr.

La publicación de programas de varios colores fue “un lujo de antes de la guerra”, que no se ha recuperado hasta este año, con una edición conmemorativa. La Comisión Coordinadora reanudó la costumbre al año 1.951 con un programa muy sencillo, de ocho páginas, editado en la Imprenta Santamaría. Los signos de austeridad se repitieron el año1.952 con la misma portada, aunque se incorporan tres fotografías de pasos y aumentan hasta doce páginas, en color morado. En el año 1.953 se optó por un tríptico sencillo, con fotos de cinco pasos y destaca en portada el escudo de Barbastro, inusual hasta la fecha, aunque se repitió en el programa del año 1.954, de similares carácterísticas.

La escasez de medios en el año 1.955 se refleja en la edición de un escueto programa de cuatro páginas, sin ilustraciones. En los años 1.956, 1.957 y 1.959 se recuperó el escudo de Barbastro como única novedad, dentro de la sencillez característica de los programas. El escudo de la ciudad no se ha repetido más y a partir del año 1.960, editado en los talleres tipográficos Corrales, se incorporan ilustraciones características de Zueras, junto a nuevas fotos de los pasos, que reflejan “aires innovadores” en la Junta Coordinadora, que presidía Mariano Sanz con Mariano Orús de vice-presidente.

Los programas de los años 1.961 y 1.962 son de similares características con el cambio de Joaquín Ferrer, canónigo Lectoral, como vice-presidente moderador. En el año 1.963 se publicó un programa de mano muy sencillo con portada original de Paco Zueras, fiel reflejo de la Semana Santa de Barbastro y cuatro fotos de pasos. Al año siguiente, 1.964, el tríptico en color morado incluyó nuevos dibujos de Zueras y prescindió de las fotos habituales.

Años de cambio y austeridad

En la Semana Santa de 1.965 y 1.966 se aprecia un “cambio rotundo” en ediciones, formas y textos, en función de la Constitución de Liturgia del Concilio Vaticano II. Las 16 páginas del programa, número inusual en la historia, reflejan este giro espectacular, que sólo duró un par de años porque en 1.967, “se cubrió el expediente” con cuatro páginas, sin fotos, textos muy breves y “austeridad espartana”. El año 1.968 denota crisis de medios con un programa sencillo que se repitió en 1.969, 1.970, 1.971, 1.972, 1.973, 1.974, 1.975 y 1.976, aunque se recuperaron fotos tradicionales en portada.

La austeridad es palpable, de nuevo, en la Semana Santa del año 1.977 con la edición de un programa reducido a la mínima expresión, que se repitió hasta 1.980. En los seis años siguientes, 1.981 a 1.986, la guía de las celebraciones de la Semana Santa se incorporó a las páginas de la publicación Iglesia en Barbastro. Entre los años 1.987 hasta 1.993, resurgió la costumbre de editar trípticos, con portadas que recuperan algunos pasos de la Procesión de Santo Entierro.

En la época más reciente, desde 1.994 hasta 1.998, Miguel Angel Pérez Rambla es el autor de las fotografías de portada en programas y carteles de la Semana Santa. Este año, conmemorativo de los cincuenta, se recupera la tradición del colorido para reflejar la excelente imagen de la Virgen de la Soledad.

El Cruzado Aragonés 9 de Abril de 1998
ÁNGEL HUGUET

Be Sociable, Share!