El “Hosanna” del domingo de Ramos ha cambiado por el “Crucifícalo” en el Pretorio. Al final Pilato cede ante las presiones y, no queriendo complicarse, condena a Jesús a muerte y lo manda azotar. En esta procesión de la Flagelación, Jesús es seguido por María que, ante la injusticia y el sufrimiento de la Pasión de su Hijo, mantuvo La Esperanza.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies