La Piedad es la expresión intensa de dolor, en el que la Madre llora no sólo la muerte del Hijo que sostiene entre sus brazos, inocente y santo, sino también la pérdida de su pueblo y el pecado de la humanidad. Este paso es portado en su mayoría por mujeres de la cofradía del Descendimento que acompañan a María en esta hora de angustia.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies