La piedad popular coloca en el camino de Jesús al Calvario, el encuentro con su Madre cargado de amarga emoción y la ternura de la Verónica que, sin titubeos, limpia con su lienzo el rostro ensangrentado del Maestro. Esta antigua procesión penitencial, cuyo origen se remonta a la fundación de la Orden Tercera Franciscana, es llevada a cabo actualmente por la cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno conservando la tradición del rezo de las estaciones del Vía Crucis en la parte baja del Coso.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies